SECTOR

EFECTOS DEL COVID-19 EN EL MERCADO OVINO

El cierre del canal HORECA y la caída del consumo en los hogares, ambos provocados por el confinamiento, han pasado factura al mercado ganadero español. Sin embargo, y pese a la adversidad, el sector ovino y caprino del país ha sabido reaccionar a tiempo y las exportaciones y promociones están ayudando a aliviar la campaña.

La ganadería del ovino ha sido unas de las más afectadas en España, principalmente por tres razones:

  • El cierre del canal HORECA, al que se vende el 80 % de esta producción.
  • El freno de las ventas a algunos países europeos en nuestra misma situación, como son Francia e Italia.
  • La caída del consumo en los hogares: el consumidor tiene menos posibilidades para hacer la compra, ya que va a un solo supermercado. El cordero es una carne que asocia a festejos y ahora no hay muchos ánimos para ello. Y, además, es un sector que hasta el momento, no trabajaba la venta online.

El APOYO DE LA INTERPROFESIONAL

Interovic (Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino) estaba a punto de lanzar una campaña de promoción del consumo de cordero cuando se decretó el Estado de Alarma. Todo cambió, y tuvieron que adaptarse. El momento coincidió, además, con uno de los de más apogeo de consumo de lechal, entorno a la Semana Santa, y por lo tanto, con la máxima cantidad de corderos en los corrales. Según los cálculos de la entidad, desde marzo a mayo, hay cerca de 1 millón de corderos que no se podrán comercializar, cifra que representa el 10 % de la producción.

La calidad del ganado español permite ser competitivos a nivel europeo y está ayudando a consolidar la venta de ovino al mercado árabe, principalmente a Libia, Jordania y Arabia Saudí

Son amplias las medidas que desde la interprofesional se han lanzado, que van, desde la incorporación de esta carne a los menús sociales, al fomento de acciones para conseguir la reapertura del mercado saudí o la prospección de otros nuevos, como el chino. También han solicitado al Ministerio una batería de medidas fiscales, entre las que se encuentra la reducción del IVA al 4 %. Y han lanzado varias campañas de promoción, con el objetivo de aumentar el consumo de la carne de lechal, cordero y cabrito en los hogares españoles y apoyar así a un sector que tiene múltiples beneficios tanto medioambientales, como sociales y económicos.

Interovic tiene, además, una iniciativa solidaria en curso “Compartiendo Soledad ”,  a través de la que toda aquella persona que se sienta sola por el confinamiento puede marcar el teléfono 91 002 74 79 y contactar con cualquiera de los pastores de la red de voluntarios que se han prestado, de manera totalmente desinteresada, a colaborar con esta iniciativa. Estas personas pueden llegar a sentir algo de tranquilidad conversando con alguien cuyo modo de vida le ha acostumbrado a estar sin contacto social largas temporadas, acompañados únicamente de sus perros y rebaños.

AMPLIANDO HORIZONTES

La venta de animales vivos al extranjero ha sido una de las principales vías de alivio. La calidad del ganado español permite ser competitivos a nivel europeo y está ayudando a consolidar la venta de ovino al mercado árabe, principalmente a Libia, Jordania y Arabia Saudí.

Este canal ha significado una nueva vía de negocio para los ganaderos, que les permite sacar el excedente de producción de animales que han superado la barrera de los 35 kilos, corderos que habitualmente iban para Francia y Portugal. Sin embargo, todavía no existen contratos bilaterales con ninguno de estos países, lo que no asegura el flujo continuo de salida de ganado.

A pesar de esto, las exportaciones han crecido notablemente desde el 2011, cuando se enviaban unos 20-30 barcos al año desde España, hasta hoy, con unas 200 al año. En estos meses, han ayudado a sacar del campo a 200 mil animales, dando algo de oxígeno a los ganaderos, pese al coronavirus.

“Aunque con cautela, la situación no será tan catastrófica como se esperaba, estamos dando los primeros pasos, y queda mucho trabajo por hacer” así valoraban varios expertos, como Tomás Rodríguez, director de Interovic, José Hernández, responsable del área de exportación y compras en Bovisa, y Eduardo L. Linares, responsable de vacuno de cebo y extensivo de Zoetis España, el estado del ovino del país, en un seminario organizado por Zoetis, el pasado 18 de mayo.