COMPAÑÍA, COMPROMISO ANIMAL

La importancia de la tenencia responsable de mascotas ¿cómo combatir el abandono de mascotas?

Nos dan cariño, compañía, son un miembro más de la familia…, tener una mascota supone grandes ventajas y una gran responsabilidad, debemos cuidar de ellas, mantenerlas sanas, ejercitadas y felices. Según el censo de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), en la actualidad cuatro de cada diez familias españolas tienen al menos una mascota en casa, y analizando los datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía  (REIAC) podemos saber que comenzamos el año 2020 con unas 13 millones de mascotas registradas en España.

Durante la pandemia de la COVID19, perros y gatos, principalmente, han pasado a ser verdaderos protagonistas en los hogares y han supuesto un gran apoyo para mucha gente, especialmente para aquellas personas que estaban solas. Sin embargo, la llegada de la “nueva normalidad”, las vacaciones, las consecuencias económicas de la pandemia, incluso, el temor al contagio entre animales y personas, supuso un aumento de los abandonos de perros del 25% con respecto al mismo periodo del 2019, según alertaba la Real Sociedad Canina de España (RSCE). Este repunte se suma, además, al hecho de que España es uno de los lugares de Europa donde se producen más abandonos de perros, unos 140.000 al año, asegura la RSCE. La conciencia social es clave, la educación e información de los futuros propietarios sobre la responsabilidad que asumen cuando adquieren o compran una mascota, es esencial para combatir el abandono.

Datos de abandono 2020

Desde hace 25 años, la Fundación Affinity realiza estudios para entender el abandono, la pérdida y la adopción de perros y gatos en España con el objetivo de poner cifras al problema y lanzar una voz de alerta y concienciar sobre este grave problema.

Entre los datos que refleja el estudio “Él nunca lo haría 2020” destaca que, durante el 2019 fueron recogidos por las protectoras 306.000 animales (183.103 perros y 123.403 gatos). El porcentaje de animales abandonados al año está estabilizado en torno al 3% desde 2008. Mientras que la cifra de perros se mantiene en el mismo porcentaje durante el año, con ligeros repuntes en julio y octubre, en el caso de los gatos la llegada a las protectoras aumenta entre abril y octubre, por ser los meses en que nacen las camadas.

Los animales que más probabilidades tienen de acabar en una protectora son: perros y gatos sin esterilizar ni identificar, perros grandes y gatitos. Cuando un perro llega a una protectora, pasa un tiempo medio de estancia que varía desde los 3 meses, si son cachorros, a los 10 meses si son adultos.
Desde Fundación Affinity afirman que es complicado conocer con precisión los motivos del abandono, pues en muchos casos quienes llevan a las protectoras a los perros y gatos no son las personas que convivían con ellos, pero destacan especialmente:

  • Las camadas no deseadas (21%).
  • Los problemas de comportamiento del perro o gato (13%).
  • El fin de la temporada de caza (12%).
  • La pérdida de interés por el animal (11%).

Estas son las principales causas, aunque también hay otros motivos, como: factores económicos, alergias, cambio de domicilio o traslado, falta de tiempo o espacio, ingreso hospitalario o defunción, el nacimiento de un hijo, un divorcio, las vacaciones….

Beneficios de tener una mascota

La relación entre propietarios y mascotas es simbiótica, se activa la atención, la interacción y la calidad de la relación que establecen puede influir en los beneficios en la salud de ambos. Hay muchos estudios y teorías al respecto, por ejemplo, según National Geographic la terapia con perros ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la depresión, activa la oxitocina, “la hormona de amor y la felicidad”, tanto en humanos como en los animales, influyendo en el estado de bienestar de ambos.

Otro estudio sobre los efectos de la relación perro-propietario en la percepción del estrés y la felicidad, publicado por la revista Human-Animal interaction Bulletin, concluyó que los beneficios del vínculo humano-animal están mediados por la calidad de las relaciones y de las actividades que se compartan. Por lo tanto, para la felicidad de ambos, los responsables de las mascotas deben tener claro que adquieren una serie de responsabilidades, que son clave que conozcan antes de comprar o adoptar, para poder valorar de forma objetiva si se va a ser capaz de asumir una “tenencia responsable”.

Compromisos al adquirir una mascota

A veces, buscando algo especial que obsequiar en una fecha señalada se recurre a una mascota. Debemos de ser muy conscientes de que, al elegir un perro o un gato como regalo, los miembros de su nueva familia, tanto adultos como niños, adquieren un compromiso y, por lo tanto, es importante que conozcan muy bien previamente sus implicaciones, intentado evitar así un posterior abandono del animal.

Además de alimentarlos, ejercitarlos y darles un hogar, las mascotas requieren: 

  • Esterilización, para evitar camadas no deseadas.
  • Identificación, para recuperarlos en caso de que se pierdan.
  • Educación, para evitar problemas de convivencia o con otros animales.
  • Higiene y atención veterinaria (incluida desparasitaciones, vacunaciones y cuidados médicos cuando sean necesarios). Todos los animales deben disponer de una cartilla veterinaria actualizada.
  • Cumplir con la legislación vigente. En la página web del BOE se puede consultar el consolidado de normas que amparan a los animales de compañía, tanto desde el punto de vista nacional como autonómico.

“Eliges un amigo, eliges un compromiso” la campaña de concienciación de Zoetis

Con el objetivo de inculcar la responsabilidad que supone tener una mascota a toda la familia, incluyendo a los más pequeños, la Asociación Española de Veterinarios Municipales (AVEM), con el respaldo de Zoetis , empresa líder en sanidad animal, realiza campañas de concienciación en los colegios, bajo el lema "Eliges un amigo, eliges un compromiso".

GALERIA

Con la cercanía de la Navidad y para de evitar la compra compulsiva de mascotas, se realizaban talleres en colegios, dirigidos a niños y niñas de entre los 7 y 9 años de edad, que este año han tenido que suprimirse por las restricciones de la pandemia.

El año pasado, la campaña consistió en una serie de talleres que recorrieron 18 colegios de la Comunidad de Madrid, impartidos por monitores y educadores caninos con la ayuda de sus perros adoptados. A través de charlas, demostraciones y juegos, los expertos exponen de manera muy didáctica, todo lo relacionado con las responsabilidades y cuidados, reflexionando con los niños sobre el compromiso que supone tener un animal en casa y poniendo de relieve que no son juguetes, que son seres vivos, por lo que requieren respeto, atención, cuidados y protección durante toda su vida.