BIENESTAR ANIMAL

Viaja con tu perro en verano sin mareos

El verano comienza y con él llegan las vacaciones y los desplazamientos. ¿Estás pensando irte de viaje a algún sitio y no sabes cómo hacerlo con tu mascota? No renuncies a disfrutar con tu fiel compañero de unas vacaciones inolvidables y prepárale para que el viaje sea lo más agradable para todos.

Viajar con tu perro es posible, hay una multitud de alojamientos como hoteles y casas rurales en las que admiten mascotas. El problema suele surgir muchas veces a la hora de realizar los desplazamientos.

Una situación muy común es ponerte en marcha y a las pocas horas darte cuenta de que tu perro no se encuentra bien, está mareado e incluso llega a vomitar. Para evitar estos mareos en viajes hay que crear un entorno confortable.

¿Qué hago si mi perro se marea en el coche?

“Uno de cada seis perros sufre mareos durante un viaje”

Los mareos al viajar en coche son bastante comunes, tanto entre las personas como entre los animales, pero es posible reducir las probabilidades de que esto pase. Al igual que los bebés, los cachorros son los que más mareos sufren. ¿La razón? Aún están desarrollando su sistema auditivo, el cual regula la sensación de equilibrio y provoca que no sientan la velocidad.

Pero hay soluciones que te permitirán irte de viaje a cualquier sitio con tu compañero favorito. Es más, estamos seguros de que vuestras vacaciones serán mucho más divertidas con ellos y te evitarán la preocupación de pensar cómo estará el sin la familia.

¿Cuáles son las causas de mareos en perros?

Mareo cinético (por movimiento) o cinetosis

No existe una razón específica, hay varios factores que intervienen a la vez: el movimiento (cinetosis) y la ansiedad entre otros.
Como hemos comentado el sistema auditivo tiene mucha importancia en este aspecto, ya que es el encargado de enviar las señales al cerebro. Los movimientos bruscos afectan directamente al equilibrio y, por lo tanto, generan sensación de mareo y náuseas.

De la misma forma, tanto el estrés como la ansiedad influyen, porque:

  • No están acostumbrados a realizar viajes en coche: la falta de experiencia hace que se sientan incómodos porque están en un espacio extraño para ellos en el que, además, no se pueden mover.  Y eso les genera estrés y ansiedad.
  • Han tenido malas experiencias: ya han viajado con anterioridad en coche, sin embargo, no ha sido muy agradable. Un ejemplo puede ser que se le haya llevado al veterinario a poner una vacuna, por ejemplo.
  • También si han comido justo antes de realizar el viaje y en exceso probablemente se marearán (al igual que las personas) y, debido a la cinetosis, es más probable que se produzca el vómito

¿Cómo sé si mi perro está mareado?

Ojalá tu perro te avisara cuando se encuentra mal, ¿verdad? Aunque de momento esto no sea posible, hay algunas señales que te lo pueden indicar y a las que tienes que prestar una atención especial:

  • Inactividad o pereza
  • Apatía
  • Ansiedad y estrés
  • Jadeos y agitación
  • Bostezos continuos
  • Babeos o salivación excesiva
  • Temblores e inquietud
  • Ladridos y gemidos

Ten estos síntomas en cuenta para evitar posibles vómitos y mejorar la experiencia de viaje, tanto la tuya como la de tu mascota.

¿Cómo llevar a mi perro en el coche?

infografia-mareos-perros

En muchas ocasiones, los dueños optan por utilizar fármacos específicos para tener un viaje más ameno, tal y como hacemos las personas. La función de estos medicamentos, diseñados exclusivamente para su uso en perro,  es bloquear las señales cerebrales de mareos y vómitos, sin adormecer al animal.

Tu veterinario es siempre quien mejor te podrá aconsejar  y la única persona que tiene los conocimientos necesarios para recetar o no un medicamento.

“Solamente el 35% de los propietarios de perros que sufren mareo en viajes consultan al veterinario”

De igual forma, hay varios consejos para tener en cuenta en cualquier viaje con animales:

  • Dale de comer como máximo dos o tres horas antes de realizar el viaje, así se reducirá la probabilidad de vómitos.
  • Antes de subir al coche, asegúrate de que no está ni muy caliente ni muy frío (por el aire acondicionado). Una temperatura agradable ronda los 20º.
  • Realiza pausas cada dos horas para bajar a tu perro del coche, darle un paseo, dejarle que haga sus necesidades, que juegue un rato y que beba agua para hidratarse.
  • Facilita el aire fresco en el coche, abriendo un poco las ventanillas.
  • No pongas la radio o la música a todo volumen.
  • Ofrécele su juguete favorito para que se entretenga.
  • En el momento de la conducción hazlo con cuidado, evita los frenazos bruscos, los acelerones y vigila la velocidad.
  • Sobre todo, ten paciencia y mantén la calma.

Ten en cuenta que si es la primera vez que tu perro va a realizar un viaje en coche, seguramente se sienta extraño o incluso estresado. No sabrá cómo comportarse, por lo que tendrás que educarle y enseñarle que no es una experiencia desagradable.

Para que se sientan más cómodos y se familiaricen con el coche puedes realizar trayectos cortos previamente y dejarle que investigue con tranquilidad el coche encendido para que se vaya acostumbrando a su movimiento y al ruido que provoca.

Recuerda, es mejor prevenir que curar 😉