EFEMERIDES

Día mundial de los animales: las mascotas más exóticas

Como cada año, el 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales para recordar la importancia que tiene el respeto y el bienestar animal, así como para entender su papel en este planeta.

En este día tan importante para nosotros, no queremos olvidarnos de los animales de exóticos, que cada vez con más frecuencia conviven con las familias en los hogares de todo el mundo.

Lo primero, debemos de recalcar la importancia de revisar la regulación de cada país para conocer la legalidad de su tenencia. Recordando que algunos de estos animales se encuentran, incluso, en peligro de extinción o puede que no consigan sobrevivir en ciertos climas, por lo que es necesario mantenerlos en su hábitat natural. De la misma forma, si se procede a su adquisición hay diferentes factores para tener en cuenta:

  • Contar con la revisión previa de un veterinario especializado en animales exóticos
  • Disponer del espacio necesario que requiere cada especie
  • Poder costearse los cuidados especiales, vacunas y alimentos que necesitan
  • La disponibilidad del tiempo necesario para cuidarlos
  • El compromiso a largo plazo que su tenencia responsable conlleva
  • La legitimidad de sus papeles, evitando contribuir al tráfico ilegal de estos animales

Cerdos vietnamitas

Cerdo Vietnamita

Los cerdos vietnamitas son una de las mascotas más populares desde los años 80-90 y, sobre todo, después de que el actor George Clooney nos enseñara el suyo.

Es un animal que puede llegar a superar los 65kgs y un tamaño de medio metro; requiere de unos importantes cuidados, entre los que se incluyen un amplio espacio para moverse. Se trata de animales a los que hay que controlar su alimentación debido a su tendencia a aumentar de peso. Además, necesitan temperaturas que oscilen entre los 18 y los 23ºC.

Por otro lado, el cerdo vietnamita es muy juguetón, inteligente, fácil de educar y bastante más limpio de lo que nos podríamos imaginar.

Debido al abandono que han sufrido por su tamaño, muchos de ellos han acabado en entornos a los que no pertenecen, poniendo en riesgo la biodiversidad autóctona y convirtiéndose en una especie invasora.

Iguana y gecko

Iguana

Estos dos reptiles exóticos son algunos de los más comunes en España por su carácter apacible, por su tamaño, gracias al cual necesitan poco espacio. Aunque cabe destacar, que en el caso de la iguana, puede llegar a alcanzar una longitud de hasta dos metros.

El hábitat natural de las iguanas se encuentra en las zonas húmedas de la América tropical. Existen principalmente dos tipos de iguanas, siendo la más común la iguana verde y son animales herbívoros, ovíparos y muy independientes.

En el caso de los geckos o gekkotas, son oriundos de zonas cálidas, ya sean húmedas o secas, como desiertos. Sin embargo, no se adaptan bien a las zonas templadas y no se suelen encontrar en zonas frías.

Hay una multitud de especies, pero la más conocida es el gecko leopardo, llamado así por su bonita piel, en la que se mezclan tonos dorados, negros y blancos, y conocido por su temperamento distinto al de otros geckos, ya que , especialmente los adultos son bastante amigables y se dejan acariciar con facilidad.

Su alimentación se basa en la ingesta de insectos e invertebrados. Son ovíparos aunque algunas especies son ovovivíparas.  Al contrario que las iguanas, su longitud no sobrepasa los 50 centímetros.

Túcan y guacamayo

En el caso de las aves, comúnmente nos podemos encontrar como mascotas a los agapornis, loros o cacatúas. No obstante, vamos a hablar sobre las aves exóticas menos habituales: los tucanes y los guacamayos.

Los tucanes son originarios de Sudamérica, aunque su hábitat dependerá de su especie, algunos prefieren los lugares tropicales con climas húmedos y otros los climas templados.

Destacan especialmente por su colorido pico y, a pesar de que su alimentación principal sea la fruta, son animales omnívoros. Al ser animales salvajes, requieren de un amplio espacio para vivir.

Los guacamayos también proceden de Sudamérica y pertenecen a la familia de los loros. Existen unas 14 especies, siendo el guacamayo violeta o Jacinto una de las que más se ha puesto de moda últimamente.

Guacamayo

Se consideran sociables y sensibles, por lo que requieren de una constante compañía y distracción para mantenerse estables emocionalmente. También necesitan disponer de un amplio espacio para moverse libremente.

A pesar de ser animales tranquilos son bastante ruidosos y pueden llegar a alcanzar los 80 años, siempre y cuando, se les cuide y se les muestre  afecto.

Fenec

Fenec

También conocido como “zorro del desierto”, es un animal mamífero, carnívoro y originario de África, más específicamente del Sáhara y del Sinai, por lo que está adaptado a altas temperaturas y climas extremos.

Tienen un tamaño similar al de un gato. Son animales omnívoros, nocturnos, sociables y muy activos. A pesar de su facilidad de domesticación y adaptación a los seres humanos, es ilegal tenerlo en casa como mascota debido a la singularidad de su especie.

Gato de bengala

Gato Bengala

Llamado así por su apariencia física, similar a los leopardos. Se conocen como bengalís y proceden del cruce de un gato doméstico y un gato leopardo asiático salvaje, situándose su origen en Estados Unidos.

Una de sus características principales es que son de un tamaño mayor que los gatos domésticos, aunque dependerá de su sexo.

Su estándar de raza  indica que son mascotas exóticas sociables, juguetonas y cariñosas. Además son hiperactivos, curiosos y necesitan poder disfrutar del aire libre. Aun así, en ocasiones, sus antepasados salvajes complican su carácter y hacen que sea necesario una persona experta a su lado.

Como curiosidad, a diferencia de los gatos domésticos, les encanta jugar con el agua debido al origen de su raza.
En algunos países se consideran una especie protegida, por lo que siempre hay que tener en cuenta la legislación actual al respecto.

Lémur y mono ardilla

En el género de los primates, cabe destacar a los lémures y a los monos ardilla, también conocidos como “titis”. Se trata de animales autóctonos de la isla de Madagascar, donde existen un centenar de especies, aunque, lamentablemente, algunas de ellas están en peligro de extinción.

Pueden llegar a vivir unos 20 años y, si bien su comportamiento es variable según la especie, suelen ser sociables y les encanta jugar. La mayoría se alimenta de frutas y hojas, no obstante, algunas especies son más caprichosas en su alimentación.

El mono ardilla se encuentra, por lo general, en las selvas tropicales de Sudamérica y su fama viene dada por su reducido tamaño, ya que apenas llega a medir 80 cm, contando su cola, y no pesa más de 2 kg.

El titi requiere de unos cuidados especiales, exigiendo mucho tiempo a sus cuidadores y, principalmente, se alimenta de frutas e insectos. Es un animal muy activo, curioso y sociable, que necesita estar en compañía constante y no puede vivir enjaulado, necesita moverse libremente.

Esos son solo algunas de las mascotas más originales y populares. Sin embargo, también es común encontrarse con:

  • Hormigas
  • Roedores, como el conejo moro
  • Sikas: un mamífero similar al ciervo pero con un carácter más tranquilo
  • Coatís: un animal de tamaño medio similar a un mapache
  • Jinetas o gato almizclero
  • Civetas

¿Conoces algún ejemplo más? ¡Cuéntanoslo!