COMPAÑÍA, SECTOR

Un doble reconocimiento a la labor de las mujeres rurales

Desde tiempos históricos, las mujeres han desempeñado un papel fundamental en el ámbito doméstico rural. No solo eran responsables del cuidado de la familia, sino que además desempeñaban la función de ganaderas y agricultoras a cargo de los animales y cultivos que permitían el sustento familiar.

Como sociedad hemos ido avanzando tras la estela de la escalada tecnológica, lo que ha impulsado un gran desarrollo de los núcleos urbanos que, en contraposición al mundo rural, ha dejado una clara y marcada brecha de igualdad, digital y territorial.

La ausencia de empresas tanto públicas como privadas de transporte y telecomunicaciones en poblaciones rurales pequeñas supone un total aislamiento de aquellos que habitan en estas regiones, en su mayoría vinculadas a la actividad agroganadera. Más aún, dentro de estos propios núcleos de población rural, la presencia femenina está lejos de ser representativa. El 63% de las personas que abandonan el campo son mujeres, por lo que nos encontramos con poblaciones masculinizadas y envejecidas.

Sin embargo, a día de hoy hay 7 millones de mujeres en el medio rural español. Mujeres que desempeñan un papel fundamental para nuestra sociedad pues, no solo contribuyen a la economía con su actividad profesional como ganaderas, sino que mantienen vivos los pueblos, otorgándoles representación femenina.

Mientras que estas mujeres representan el 40% de la mano de obra agraria familiar del sector agroganadero, tan solo en el 25% de los casos la titularidad de jefe de la explotación recae en ellas.

Por su visibilidad, para dar voz y empoderar su figura, nació hace un año el proyecto Ganadería en Femenino. Una iniciativa de Zoetis España orientada precisamente a reconocer y educar a la sociedad, más allá de los límites del campo, sobre la labor que desempeñan las mujeres rurales, así como formar a estas mismas, aportándoles recursos de valor y aplicación directa para la mejora de su desempeño diario.

Las mujeres del mundo rural alzan la voz

El pasado día 28 de septiembre, con motivo de la segunda edición de los Premios Zoetis Ganadería en Femenino, celebramos el coloquio España rural: Mujer y vida. Un enriquecedor encuentro en el que representantes de diferentes esferas debatieron sobre la situación actual de la mujer en el campo.

El encuentro contó con la participación de Isabel Gimeno, jefa de Área Mujeres Rurales de la D.G de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria del MAPA, quien aseguró que “la efectiva participación de las mujeres rurales en la actividad agraria y económica del medio rural resulta una necesidad de primer orden para la vertebración de los territorios rurales”. Una postura a la que se sumaba Jerónima Bonafé, presidenta de la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE), que además hacía hincapié en la importancia de, al menos, establecer la titularidad compartida de las explotaciones, sino a nombre de las mujeres.

Otra voz que se sumó al debate fue la de Carmen López, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lleida y miembro de la Junta Ejecutiva del Consejo de Colegios Veterinarios de España, quien ahondó en la dificultad que representa para las mujeres la conciliación, más aún en el mundo rural, donde el desarrollo de infraestructuras y servicios hace muy difícil compatibilizar la labor en el campo con la vida familiar.

Como representación directa de las mujeres ganaderas, Yaiza Rimada, ganaderas asturiana y ganadora de la primera edición del premio Zoetis Ganadería en Femenino, se unió al panel lanzando un mensaje en favor de la igualdad: “No hay trabajos de hombres y mujeres, solo hay trabajos”.

Un reconocimiento que continúa en 2021

Finalizado el coloquio, llegó el momento esperado: la entrega de los Premios Ganadería en Femenino 2021. Inmaculada Sarasa, ganadera de porcino se alzaba con el galardón ganador, mientras que Pilar Arteaga, veterinaria y ganadera de vacuno era proclamada finalista.

Un premio con el que se pretende reconocer la trayectoria y/o la actividad de algunas de las mujeres cuyos proyectos concretos en el ámbito de la ganadería resulten innovadores y aporten valor a la comunidad en la que se desenvuelven y que en esta ocasión ha ido a parar a Huesca, reconociendo a la titular de una explotación de cerdas híbridas reproductoras vinculada a la empresa Ars Alendi, Inmaculada Sarasa, por su compromiso con la innovación de instalaciones, la salud y el bienestar animal.  

Debido a la calidad de las candidaturas presentadas, esta edición contó con un segundo galardón finalista, otorgado a Pilar Arteaga, encarga de la gestión sanitaria y el manejo de la Finca Las Pachecas en Cádiz y reconocida por su pasión hacia la práctica veterinaria y la innovación.   

Si no pudiste asistir al evento, aquí puedes ver la grabación del coloquio y entrega de premio Ganadería en Femenino 2021.